¿MODERNIZAR O ECOLOGIZAR? EN BUSCA DE LA 7° CIUDAD
03
04
AVANCE I
 
 

El principio de las 6 naturalezas
(modelo de las Ciudades de Boltanski y Thévenot)


La sociología de las organizaciones recientemente se enriqueció de nuevos enfoques que iluminan cada uno de ellos una dimensión de las organizaciones. En particular, L. Boltanski y L. Thévenot definieron algunos grandes principios de legitimidad que presiden a la justificación de una acción. Estos principios, llamados "naturalezas", "ciudades" o "mundos" son seis:

  1. La ciudad inspirada remite al principio de creatividad;
  2. La ciudad doméstica refleja al arte de las relaciones familiares, de la tradición;
  3. La ciudad de la reputación contempla al reconocimiento social;
  4. La ciudad cívica justifica una acción en función de la búsqueda del interés general;
  5. La ciudad mercado justifica una acción por el toma y daca del contrato comercial;
  6. La ciudad industrial, finalmente, es la del imperativo de eficacia y productividad.

La correspondencia entre las ciudades de los principios de las 6 naturalezas y el modelo propuesto por la Sémioscope es a la vez inmediata y perfecta.

Fuente: Sitio Le sémioscope http:// www. semioscope.free.fr/ article.php3?id_ article=15

   

¿Y en favor de que? ¿De líderes inspirados directamente por la Naturaleza? ¿locos científicos expertos en complejidad?

Ante esta alternativa, la reacción del ciudadano común es comprensible: "me gustaría mejor perecer más tarde en democracia que sacrificar inmediatamente mi vida y la de mis descendientes en defensa de una Naturaleza muda representada por tales personajes..."

Se ve la dificultad de descubrir la Séptima Ciudad, que se asemeja ahora a esas ciudades perdidas en la selva que los "aventureros del arca perdida" esperaban encontrar.

  • O bien se acepta el principio de la comuna humanidad, y entonces ya no hay originalidad en la ecología política que se reduce, con más o menos dificultad, a las tres (o a las seis) otras Ciudades.
  • O bien se salva la originalidad de la ecología política que es la de interesarse por los no-humanos como por los humanos, pero se sale del marco de la más elemental moral y de lo más sano de las democracias.

Ante tales dificultades intelectuales, se concibe que los partidos ecológicos tengan alguna dificultad en explicarse a si-mismos, a sus miembros y a sus electores, el sentido de sus combates.

 

 

 
               
 
  glosario  

 

       
volveratras