CRISIS
11
12
AVANCE V
 
       

ocurriese. El más pequeño virus del sida os hace pasar del sexo al inconsciente, a África, los cultivos celulares, al ADN y a S. Francisco, pero los analistas, los pensadores, los periodistas y los que tienen cargos de responsabilidad os distribuirán la fina red dibujada por el virus en pequeños compartimentos estancos donde, en cada uno de ellos, sólo se encuentra ciencia, únicamente política, únicamente fenómenos sociales, sólo sucesos, sólo creencias religiosas, sólo sexo.

Accionad el más inocente de los aerosoles y os encontraréis dirigiendo a la Antártida, y desde allí yendo a la Universidad de California en Irvine, las cadenas de montaje de Lyón, la química de los gases inertes, allí quizá a la ONU, pero el frágil hilo conductor será roto en tantos trozos como disciplinas puras existan. Ante todo parecen decir:

no mezclemos el saber, el interés, la justicia y el poder; no mezclemos el cielo con la tierra, lo global y lo local, lo humano y lo no humano.

Pero estas confusiones, diréis, producen mezcla, hacen el tejido de nuestro mundo. Actuad como si no existiesen, responderán los analistas.

Han cortado de un tajo el nudo gordiano con una cuchilla bien afilada. El eje ha quedado roto: a la izquierda, el conocimiento de las cosas; a la derecha, el interés, el poder y la política de los hombres.

 

 

 
               
 
  glosario  

 

       
volveratras