COMPONIENDO LAS COSAS PÚBLICAS
19
20
UNA NUEVA RETÓRICA
 
 

UNA NUEVA RETÓRICA

 

 

 

La segunda viñeta es el terrorífico discurso ofrecido por el ahora infamante ex Secretario de Estado Colin Powell dado en las Naciones Unidas el 5 de febrero de 2003 sobre el inequívoco e indiscutible hecho de la presencia de armas de destrucción masiva en Irak7. Sin duda, la primera parte de la representación —esto es, la asamblea de legítimos portavoces y oyentes— estuvo bien prolija. Todos estos delegados en la mesa en forma de herradura del Consejo de Seguridad de la ONU tenían derecho de estar allí. Pero no puede decirse lo mismo de la segunda parte, esto es, la representación de los hechos de la materia presentada por el Secretario de Estado. Cada una de las diapositivas eran una mentira llamativa —y más tiempo ha pasado más obvio se ha vuelto. Y todavía su ostentación se prologó por estas palabras: “Mis colegas, cada declaración que yo hoy hago aquí esta apoyada por fuentes, fuentes sólidas. Éstas no son aseveraciones. Lo que nosotros estamos dando a todos ustedes son hechos y conclusiones basados sobre inteligencia sólida” (negritas cursivas mías, Bruno Latour). Jamás la diferencia entre los hechos y aseveraciones ha sido tan abusada como en este día. -------------------------- sigue
_______________________________




6. Peter Sloterdijk, este vólumen, capítulo 15.

7. El texto completo está disponible en: http://www.state.gov/ secretary/rm/ 2003/17300.htm4.

     
   

En esta muestra, nosotros simplemente queremos cargar material dentro de las arenas vacías dónde desnudas personas supuestamente se reunen simplemente para hablar. Dos viñetas nos ayudarán a enfocar en aquéllos sitios recientementes atiborrados.

La primera es una fábula propuesta por Peter Sloterdijk6. Él imaginó que la Fuerza Aérea Norte-americana debe agregar a su parafernalia militar un “Parlamento inflable” el cuál podría lanzarse en paracaídas en la retaguardia, sólo después que las fuerzas libertadoras del Bien hayan derrotado a las fuerzas del Mal. Al tocar tierra, este Parlamento se desplegaría y se inflaría simplemente tal como se supone que su bote de salvamento se abre cuando ustedes se caen al agua. ¡Listo para entrar y tomar su asiento, su dedo aún rojo de la tinta indeleble que prueba que ha ejercido su deber de votar, la Democracia Instántanea se entregaría así! La enseñanza de este símil es fácil de trazar. Imaginar un parlamento sin su set de material de instrumentos complejos, bombas de “climatización”, requisitos ecológicos locales, material de infraestructura, y los largos hábitos conservados es tan ridículo como intentar lanzar en paracaídas semejante parlamento inflable en medio de Irak. En contraposición, probar una democracia objeto-orientada es investigar cuáles son las condiciones materiales que pueden volver al aire respirable otra vez. ------------------- sigue

               
 
  glosario            
atrasavance