POLITICAS DE LA NATURALEZA
03
04
CAPITULO II - COMO REUNIR AL COLECTIVO
 
 
vínculo directo a :
 
Dificultades para convocar al colectivo
1ª parte : saber dudar de sus portavoces
2ª parte : las asociaciones de humanos y de no-humanos
3ª parte entre humanos y no-humanos: realidad y obstinación
Un colectivo más o menos bien articulado
Conclusión: el retorno a la paz civil
Más información
 

ampliar

Katherine Blouin y Vincent Demers, Arbol de la Palabra (Palaver Tree), Kabe, Mali, 1998. ©Katherine Blouin and Vincent Demers (Cliqueé sobre la imagen para ampliarla).

   

Capítulo 2
__________

Cómo reunir al colectivo*

Del extenso capítulo anterior, aprendimos que los términos naturaleza* y sociedad* no designaban los seres del mundo, los cantones de la realidad, sino una forma muy particular de organización pública. Quizá no todo es política, pero la política* se ocupa de formar un todo, siempre y cuando aceptemos redefinirla como el conjunto de las tareas que permiten la composición progresiva de un mundo común*. Ahora bien, no eran solamente los políticos (en el sentido profesional del término) quienes tenían a su cargo llevar adelante esas tareas; desde hace largo tiempo, en nuestros países de Occidente, los sabios habían ocupado un lugar preponderante gracias a este poder de regalía que ellos tomaban por derecho natural. El dicho evangélico según el cual «Todo reino dividido contra sí mismo perecerá» (Mt 12, 24), la filosofía política nunca lo entendió verdaderamente, pues continuó como si tal cosa ocupándose exclusivamente del mundo de la política humana, dejando que la mayor parte de las cuestiones se aborde secretamente en otra parte, sin atender al procedimiento establecido, en una asamblea de objetos inhumanos que decidían, por algunas operaciones misteriosas, de qué se compone la naturaleza y qué tipo de unidad formamos con ella.

 

 

 

 

colectivo*

se distingue primero de sociedad*, término que devuelve una mala distribución de los poderes; acumula así los antiguos poderes de la naturaleza* y de la sociedad* en un solo recinto antes de diferenciarse de nuevo en poderes distintos (tomar en cuenta*, ordenamiento*, control*). A pesar de su empleo en singular, el término no devuelve una unidad ya hecha, sino a un procedimiento para recolectar las asociaciones* de humanos* y de no-humanos*. (ver más en Glosario)

 
               
 
  glosario            
inicio
atras avance fin